30 agosto 2009

La luz de las flores


En los últimos años el artista Robert Buelteman se ha dedicado a fotografiar plantas con una técnica compleja basada en la fotografía Kirlian. Su método consiste en colocar flores y hojas en una película transparente, cubrirlas con a plexiglas con una hoja de metal intermedia y silicona líquida, y a continuación aplicar una corriente eléctrica que hace que alrededor de los elementos vegetales aparezca un halo luminoso. Finalmente, Buelteman usa luz blanca procedente de fibra óptica para dar los últimos retoques a mano. Puede necesitar hasta 150 intentos para lograr su objetivo, pero parece que el resultado merece la pena.

Fuente: Muy interesante

6 comentarios:

Un paseante dijo...

Jesús... como dicen las viejas, ya no saben qué inventar.
En serio: queda bonito, aunque un poco falso. Esto de la Naturaleza plastificada siempre me ha dado un poco de grima.

Pandora dijo...

Bueno, lo importante, a mi modo de ver, es que el fotógrafo se tome tanto trabajo para lograr algo bonito, estéticamente hablando.

Me pareció curioso cuando lo leí.

Un beso.

Duschgel dijo...

Desde luego, el efecto es impresionante y hermoso. Madre de Dios, ¡la de cosas que se inventan!

Pandora dijo...

Y lo que aún nos queda por ver...jejeje.

Esencial dijo...

Lo cierto es que ahora se pueden conseguir cosas increíbles en fotografía. Me gusta que la técnica de Buelteman se aleje de los retoques informáticos, y que tenga más que ver con la búsqueda de algo propio y original.

El efecto es impresionante. Pero a mí es que no me gustan mucho los efectos y los retoques. Prefiero las cosas naturales.

Mil besos.

Pandora dijo...

Ahora recuerdo que tengo que ir a regar las plantas de mi madre.

Que ésas sí que son naturales!jejeje.