30 agosto 2009

Diana




Subió despacio las escaleras. No quería hacer ruido. Introdujo las llaves en la cerradura muy despacio y entró silenciosa en casa. Él dormía en la cama. Su respiración se escuchaba lenta y pausada. Salió a la terraza. Sintió el aire frío. Pensó en las despedidas mientras en su cabeza sonaba sin cesar la nana que su madre le cantaba para dormir cuando era pequeña. Le pareció que había vivido mucho tiempo. Recordó a su abuela, contándole cuentos. Su primer día de colegio. Las aventuras con sus compañeros. En silencio, subida en la barandilla, el viento le revolvió el cabello. Los coches se veían tan pequeños...La nana seguía sonando. Quería dejar de pensar. Saltó al vacío y se sintió libre. Estruendo, voces, gritos. Un momento para arrepentirse. No hay luz al final del túnel.

Dedicado a Diana.
Los afortunados que la conocimos, seguimos recordándola con su dulce sonrisa.

12 comentarios:

Duschgel dijo...

Uf, ¡qué duro!

Pero es hermoso que recordéis su sonrisa.

Un beso.

Pandora dijo...

Muy duro, sí.

Ha pasado tiempo, pero a veces, me cuesta creer que sea cierto.

Recordándola como era conseguimos que no haya muerto del todo.

Un beso.

betty dijo...

Pandora, que tristeza!!
me pregunto que pasará por la cabeza de una persona cuando toma esa determinación, que desesperanza tan grande debe sentir para dejar que su mente colapse y no piense en nada mas,ni en su familia, ni en la posibilidad de salir del problema de alguna otra forma, me da miedo sabes? nadie está libre de poder hacer eso,me da angustia por los que se han ido de esa forma, quien sabe si donde están ahora, han encontrado la paz, que tanto necesitaban
besos y buen domingo

Pandora dijo...

Espero que ella sí que encontrara su Paz.

Aún así, a pesar del tiempo transcurrido, parece una broma de mal gusto.

Besos para ti también brujita y prometo que el próximo post será muy alegre!

Ana dijo...

éste post me ha hecho recordar un caso de la mami de una amiga mía que, estaba tan desesperada de la vida que, se lanzó desde el balcón de su casa , no se si pensó en la familia o no pero, desde mi manera de ver, si que pensó en ellos y además creo que lo hizo también para liberar a su familia de una "carga" , para ella fue una liberación porque, su vida por varios motivos ya no era vida, creo que fue valiente en hacer lo que hizo, aunque , por supuesto, cada un@ puede tener una opinión al respecto yo, no creo que tuviera valor
No se quién era Diana, pero, veo que , para ti, era muy importante, así que me uno a tu recuerdo hacia ella
Muchos besos y pon tú también en tu cara una dulce sonrisa

Pandora dijo...

Yo creo que las personas que deciden quitarse la vida sí que piensan en los demás. Pero piensan erróneamente que así les liberan de una carga.

La mente humana es complicada.

Gracias por tus buenos deseos, Ana .

Un besote enorme para ti.

Un paseante dijo...

Dentro de la tragedia, es curioso que eligiese la casa para lanzarse: mucha gente se lanza fuera, lejos.
Es curioso que él estuviese allí, durmiendo.
¿Fue un último intento de que alguien le echase una mano?
¿Fue una última señal?
¿Vivirá él con esa inquietud toda la vida?

Pandora dijo...

No lo sé Paseante.

Ella se llevó ese secreto, dejando muchas preguntas sin respuesta.

Anónima dijo...

Me cuesta mucho escribir algo en este post.
Por lo mismo que la vida de cada uno es distinta, la muerte también.
Y el dolor de los que se quedan...

Pero estoy completamente de acuerdo en que nadie a ha desaparecido del todo mientras alguien le recuerde todavía.
En esta sociedad de la soledad hay muchos muertos vivientes, la verdad.

Un abrazo

Pandora dijo...

Querida Anónima , te agradezco doblemente el que comentes este post.

Tu reflexión sobre la sociedad de la soledad me hace pensar en muchos posts sobre este tema.

Gracias por tu aportación.

Un besazo.

Esencial dijo...

Una persona me dijo una vez, que cuando alguien se quita la vida, durante un segundo pierde el instinto de supervivencia.

La muerte me produce auténtico terror. Pero más terror todavía me produce la posibilidad de convertirme en uno de esos muertos en vida que comenta Anónima.

Sigue recordando su sonrisa. Y recuérdala con una sonrisa tuya. Ni el tiempo, ni la distancia, ni la muerte, pueden arrebatarnos ciertas cosas.

Besos brujita.

Pandora dijo...

Es que es el afán de supervivencia lo que nos mantiene vivos...

Nadie sabe lo que pasa por la cabeza de alguien que decide quitarse la vida.

Ella se despidió de todos y nadie sospechó nada.

Sólo nos queda recordarla como era.

Un beso.