27 septiembre 2009

Palabras


Los discípulos estaban enzarzados en una discusión sobre la sentencia de Lao Tse:

"Los que saben no hablan;
los que hablan no saben".

Cuando el Maestro entró donde aquellos estaban, le preguntaron cuál era el significado exacto de aquellas palabras.

El Maestro les dijo:

-¿Quién de vosotros conoce la fragancia de la rosa?

Todos la conocían.

Entonces les dijo:

- Expresadlo con palabras.

Y todos guardaron silencio.

ONE MINUTE WISDOM
Anthony de Mello

13 comentarios:

Un paseante dijo...

Bueno, pero ahí el Maestro hace trampa: no se pueden describir las sensaciones con propiedad, de acuerdo, hay que vivirlas. El resto de los conocimientos de este mundo sí puede, y debe, ser transmitido. El que sabe algo valioso y no lo comunica es un egoísta o un vanidoso, con todos los respetos a la filosofía, china o de Aranjuez.

Anónima dijo...

yo tengo un minuto... para el absurdo.
jajajja

Una palabras muy sabias y un ejemplo muy bueno. Yo pienso mucho en póster del colegio que decía:

"si callo,
escucho
y aprendo".

Aunque puede llegar a ser una actitud muy egoista también... como todo llevado al extremo, supongo.

Me parece muy sabia, Pandora.
Un besazo

TORO SALVAJE dijo...

El maestro era un pillo.
Muchos hablan y pocos saben.

Besos.

Duschgel dijo...

Estoy de acuerdo con Paseante, sí.

Pandora dijo...

Tienes razón Paseante, pero yo creo que se refiere a las personas (todos lo hacemos a veces) que hablamos más de la cuenta, bla, bla, bla.

Gracias Anónima.
Hay multitud de frases que hacen alusión a la recomendación de hablar menos y escuchar más. Por algo tenemos una sola boca y dos oídos, jejeje.
Un besote guapa.

Sí, Toro, a eso me refería más arriba. A lo mucho que hablamos a veces.

Besotes.

Duschgel, te remito a lo mismo que le he contestado a Paseante.

En fin, espero no haber hablado mucho... jajaja.

Besos a los cuatro.

Gala dijo...

Las sensaciones no se pueden describir con palabras.
Todo lo demas es hablar sin saber.

Un beso

Esencial dijo...

Es que quien habla mucho suele hablar demasiado de sí mismo... por lo general.

Yo misma, por ejemplo...

Hablar mucho no significa no saber. A veces se habla mucho por timidez, o por necesidad de aceptación.

En cuanto a la enseñanza, es que el maestro era un pillo. Normalmente nos fallan las palabras cuando intentamos expresar lo que llega a través de los sentidos o las emociones. ¡Trampa!

Besos a todos!!!

Rick dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado bastante así que quería proponerte un intercambio de enlaces. Yo también tengo un blog, que quizá te pueda interesar, llamado El quimérico inquilino. Lo puedes ver entrando en mi perfil. Si te parece bien la propuesta coméntamelo en el blog.

Un saludo.

betty dijo...

hola amiga!!!!
pero como se describe algo tan hermoso y sutil como el aroma de las rosas??? imposible!!!

las personas que hablan y hablan y hablan, vacías de todo...un espanto,
besos, te extrañé!!!

Girlie dijo...

Venga, que alguien se atreva a describir el aroma de una rosa...

¡Venga!

Estoy con Betty: no soporto la cháchara sin sentido. Valoro mucho los silencios. Hay que hablar sólo cuando se tenga algo que decir.

Un beso para cada uno.

Pandora dijo...

Hola Gala , bienvenida.
Totalmente de acuerdo contigo.
Gracias por tu visita.
Pasaré por tu casa.
Un besote.

Esencial , no creo que tú hables demasiado de ti misma. Es normal hablar de uno mismo. Al fin y al cabo es de quien más sabemos, jejeje.
Y sí, el maestro era un pillo.
Besos guapa.


Hola Rick , bienvenido y gracias por tus palabras.
En breve me pasaré por tu blog.
Intuyo que me va a gustar.
Tendrás noticias mías.
Saludos.

Betty !
Guapísima.
Aquí sí que se te ha echado de menos. Menudas vacaciones niña. Seguro que a ti se te han hecho más cortas, jajaja.
Espero que lo hayas pasado estupendamente.
Me alegro de tenerte por aquí de nuevo.
Besos.

Hola Girlie .
Sí, la cháchara sin sentido no tiene mucha utilidad, pero hay a quien le gusta.
De todo tiene que haber...
Besos para ti también.

Maxwell Walt dijo...

Otra vez, de esos cuentos chinos que te dan una zancada :D
Muy lindo blog, Pandora.

Abrazo cáildo :)

Pandora dijo...

Gracias Maxwell!

Sí, estos cuentos te dan donde más duele...

Un abrazo también para ti