14 septiembre 2009

Ignorancia


"Tres clases hay de ignorancia:
no saber lo que debiera saberse,
saber mal lo que se sabe,
y saber lo que no debiera saberse".

12 comentarios:

Anónima dijo...

Me quedo con la primera.
La tercera clase de ignorancia causa dolor.

La segunda... pues yo creo que deriva en la primera. Lo que sabes, lo sabes. Otra cosa es que no sea lo que tú creías que sabías...

creo que es hora de irse a dormir.
esto da para mucho mucho, me ha encantado el post. No conocía la cita

Un beso ingenuo

Belén dijo...

Y el que no quiere saber, ese es malísimo, porque además alguna vez hemos estado ahí, verdad?

Besicos

TORO SALVAJE dijo...

Bien cierto.
La peor la tercera.
Muchas veces mejor no saber. Menos preocupaciones.

Besos.

Esencial dijo...

Bufff, da para pensar un buen rato. Creo como Belén que es peor cuando no se quiere saber, porque cuando cierras los ojos negándote a ver, tarde o temprano acabas descalabrado, ya que lo más fácil es que te des de morros contra un muro. Aunque no siempre. Que no se por qué siempre tenemos que pensar en lo malo. También esto es aplicable a lo bueno. Pero igualmente te escaldas, por la oportunidad perdida.

La tercera... lo que no sabes no puede herirte, ...

A veces tampoco es recomendable querer saber demasiado.

Un beso

Duschgel dijo...

Pues para mí la peor es la segunda. Porque ¿qué es lo que se considera que debe saberse o no saberse, que son la primera y la tercera?

El no querer saber no me parece tan terrible y a menudo se emplea como autodefensa. Aunque estas cosas siempre son relativas, claro está.

Un paseante dijo...

Falta la más peligrosa: no querer saber. Es la más habitual, aún encima.

Un paseante dijo...

¡Ah! Y no me refiero al tipo de: "ojos que no ven, corazón que no siente", que es igual de mala, como ya se ha comentado, sino a la ignorancia de "¿Y a mí qué más me da saber cosas que no dan de comer?", algo tan frecuente como lo otro y que creo que está más relacionado con la idea "académica" del señor François.

Pandora dijo...

Hola Anónima.

Es verdad que la cita da para pensar mucho, jeje. Y vuestros comentarios, ahora que estoy leyéndolos, me están resultando muy enriquecedores.

No creo que la tercera clase de ignorancia cause dolor siempre, simplemente es que suele resultar un saber inútil. Ésa es mi humilde opinión.

Besos medio dormidos, que acabo de levantarme de la siesta.

PD Sí, lo sé, casi es hora de acostarse ya, jeje.


Belén, el no querer saber... aunque uno puede fingir no saber, pero si sabe algo, lo sabe. No hay que darle muchas más vueltas. Otra cosa es aceptarlo.

Besos guapa.

Hola Toro:

Menos información, menos preocupaciones... Quizá a veces sí.

A veces pienso que mayor nivel de consciencia da lugar a menor felicidad. Pero ésa es ya otra historia... Elucubraciones mías, jeje.

Un abrazote.

Brujita, te digo lo mismo que a Belén. Fingir no saber no es lo mismo que desconocer.
Yo personalmente pienso que todo lo que tenga una utilidad y le ataña a uno, debería saberse.
El resto, lo inútil, lo que no nos incumbe, lo vacío, mejor obviarlo.

Un besote grande.

Sí, Duschgel. No saber lo que debiera saberse creo que es peligroso.

Y en cuanto a no querer saber... te remito a lo que he puesto más arriba.

Besos.


Paseante, no querer saber la más peligrosa, sí. Pero no falta. El que no quiere saber es porque sabe en el fondo...

Pienso que no sólo es necesario saber lo que nos da de comer.

Yo creo, como he dicho antes, que lo que no deberíamos de saber es simplemente lo que no es asunto nuestro. Aunque en esta sociedad en la que vivimos parece que nos aborregan precisamente dándonos informaciones que para nada nos sirven y que para lo único que sirven es para que tengamos nuestra atención puesta en lo que no es importante.

Besos.

Me voy a pasar por vuestros blogs.

Elena dijo...

Hola Pandora pandereta!!!

ayyy que he estado yo muy liada...a saber! yo tambien creo que la peor es no querer saber, porque normalmente es por saber lo que no debieras, quizás es algo que no deberias saber y no tienes la certeza de si lo que sabes es cierto o no.

Un besote con bote.

Pandora dijo...

Hola Elena!

Te noto contenta. Y me alegro!

Bueno, creo que en la cita se da por sentado que la información es verídica. Porque si nos metemos en el terreno de conjeturas y mentiras, ésa es ya otra historia...

Besos guapa

Anónima dijo...

Me animo a seguir con este intercambio.

Tus opiniones me parecen muy enriquecedoras, Pandora, y sobretodo si eres tú la que publicas, no? que ya le habrás dado una vuelta antes ;)

"Saber lo que no debiera saberse".
Bueno, si lo llevamos al terreno de las infidelidades, por ejemplo, es muy personal. A unos les puede doler la mentira y no perdonarla, y a otros la verdad.
Yo me refería a esas cosas que aprendemos, que nos enseñan o que nos meten con cuña y que es información que preferiríamos no tener porque dificulta nuestra felicidad.

¡¡¡¡toma parrafazo, hoy!!!

Muchas gracias, por el post. Yo sigo meditando..

Pandora dijo...

Me alegro de que quieras seguir comentando Anónima.

Yo, personalmente, prefiero una verdad que me haga daño que una mentira piadosa. Aunque a veces eso cause mucho dolor, pero es mejor estar informada.

En cuanto a lo que nos enseñan a la fuerza, a veces no nos sirve de nada. Eso es un tipo de ignorancia, aunque no siempre podemos elegir qué aprender y qué no. En el colegio, sin duda, aprendemos cosas inútiles, pero así es la vida.

No sé si me he explicado medio bien. Tengo la cabeza un poco espesita hoy. Será la tarde, que parece que va a llover, jeje.

Gracias a ti por todas tus aportaciones.

Un besote.