14 julio 2009

Og Mandino

Uno de tantos fragmentos de libros con los que tengo tapizada la puerta de mi habitación y que me ayudan a comenzar cada día (lo que resulta tan difícil a veces...):




"La fuerza muscular podrá partir un escudo y aún destruir la vida, pero sólo el poder invisible del amor puede abrir el corazón del hombre"

Saludaré este día con amor en mi corazón.

¿Y cómo lo haré? De aquí en adelante contemplaré todas las cosas con amor y naceré de nuevo. Amaré al sol porque me calienta los huesos; pero también amaré la lluvia porque purifica mi espíritu. Amaré la luz porque me señala el camino; pero también amaré la oscuridad porque me enseña las estrellas. Acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón; pero también soportaré la tristeza porque descubre mi alma. Reconoceré la recompensa porque constituye mi pago; pero también daré acogida a los obstáculos porque constituyen para mí un desafío.

Saludaré este día con amor en mi corazón.

Og Mandino
"EL VENDEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO"
Pergamino número dos

3 comentarios:

betty dijo...

Amaré la luz porque me señala el camino; pero también amaré la oscuridad porque me enseña las estrellas.

que hermoso no?? me encanto este post, sabes, leí lo que me mandaste por mail y me gustó muchísimo, cuando quieras, puedes sugerirme otros libros o de donde bajarlos, estos temas me gustan mucho

besos y buenas noches Pandora

Pandora dijo...

Hola Betty:

Me alegro de que te gustara el post. Ciertamente pienso que no podríamos apreciar las cosas buenas si no existieran sus contrarios.

En cuanto al libro que te mandé, recuérdame que te envíe el resto que tengo del mismo autor. Me alegro de que te haya gustado.

Besos calurosos desde España

Esencial dijo...

Si que es dificil a veces comenzar el día...

Me ha encantado, igual que a Betty, lo de apreciar los contrarios... incluso la tristeza, y el dolor, tienen un valor importante en nuestro día a día, y nos ayudan a crecer y apreciar las cosas. Lo importante es sentir, y sentir la vida. Aceptar que todo tiene un significado.

Un beso enorme.