19 octubre 2007

London

Ya sé que a estas alturas la mayoría tendremos las vacaciones de este verano casi olvidadas pero hace tiempo que le prometí a Wizoo poner un post de mi viaje a Londres. Y teniendo en cuenta que sus consejos nos sirvieron de mucha ayuda a mi hija y a mí (gracias Wizoo) y porque, la verdad es que volvimos encantadas, y me apetece hablar de ello, ahí va mi pequeña crónica de nuestras andanzas en tierras británicas.
Aunque hay mucho para contar procuraré no extenderme porque mi hija dice que soy una pesada. Sólo contaré lo más interesante para que si alguno de vosotros me lee y no conoce la ciudad de Londres, se anime a visitarla, pues merece la pena.

Día 1. El viaje lo hicimos con vuelo directo de Ryanair desde Zaragoza a Londres. Mi hermano dice que las compañías de bajo coste ahorran en las pastillas de freno, jeje. Fuera bromas, el vuelo fue genial y más, teniendo en cuenta que si andas un poco listo te puede salir muy barato. Salimos de Zaragoza a las 13.25 y llegamos a Londres a las 14.30 (hora local). El trayecto desde el aeropuerto de Stansted a Londres se puede hacer en tren (Stansted Express). Dura unos 45 minutos y cuesta 24 libras ida y vuelta.
Nos alojamos en Rosebery Hall Residence. Una residencia de estudiantes. Las habitaciones son sencillas pero están muy bien y teniendo en cuenta que cuando viajas a Londres para lo único que necesitas la habitación es para dormir y ducharte, es más que suficiente. Las hay para elegir con baño o con baño compartido y el desayuno va incluído en el precio. Los desayunos son pantagruélicos. Nos salió por 30 libras (unos 45 euros) por persona y noche (habitación con baño).
El primer día sólo dimos una vuelta por los alrededores para ver el ambiente, cenamos y nos fuimos a dormir como dos chicas buenas.

Día 2. Una vez que entiendes cómo funciona la línea de metro en Londres, moverte por la ciudad resulta de lo más sencillo. Nosotras sacábamos un billete diario para la zona 1 y 2. Nos costaba 5'10 libras y con él se pueden tomar todos los metros, autobuses y algunos trenes de cercanías.
Nuestra primera parada: Picadilly Circus. Ya tenía yo ganas de hacerme esta foto.

Ésta es mi hija, Claudia

Y ésta soy yo, claro

La mejor manera de ver cosas es ir caminando. Aquí el Big Ben:


Paseo hasta Buckingham Palace. Ese día no había cambio de guardia. Pensábamos comer por allí y visitar la Abadía de Westminster por la tarde pero la cerraban temprano, así que cambiamos los planes y entramos en la Abadía por la mañana. Nos encantó.

Claustro de Westminster Abbey

Por la tarde nos dedicamos a coger autobuses de dos plantas y dar paseos por la ciudad. Puede parecer infantil pero es muy divertido y es otra manera de ver cosas.

Día 3. Nuestra intención era ir temprano a Temple Church (la iglesia que sale en el libro de "El Código Da Vinci") para asistir al oficio religioso en el cual cantan y dicen que es muy bonito, pero como la calle en la que está no venía en el índice del plano que yo llevaba, me armé un lío, me obcequé en que era en otra zona distinta y se nos pasaron 2 horas buscándola. Eso sí, 2 horas divertidas en las que vimos cómo rodaban una película en una calle cercana, nos colamos en una zona residencial privada de la que casi no podemos salir sin que nos viera el vigilante que tenía muy malas pulgas y en las que topamos con una pareja muy amable que nos indicó cómo llegar a la iglesia finalmente.
Caballero Templario

De allí tomamos el metro hasta Camden para visitar su mercadillo. La primera parada en al zona de las comidas como nos había recomendado Wizoo. Una verdadera orgía para el sentido del gusto. Probamos de un montón de comidas diferentes hasta casi reventar. La que más nos gustó, la japonesa. Luego pasamos el resto del día visitando las tiendas y puestos y mirando a la gente tan peculiar que se pasea por allí.


Día 4. Visita al British Museum. Aquello es enorme. Nos restringimos a las zonas de Egipto y Grecia. Sólo con eso tienes para 3 días. Para ver bien el museo te puedes pasar 2 semanas tranquilamente. A destacar: la momia de Cleopatra y la Piedra Rosetta. La entrada es gratuita.



Desde allí fuimos caminando hasta China Town. Merece la pena. Comimos allí y dando otro paseo nos fuimos hasta el Soho. Zona peculiar y muy interesante.



Día 5. Visita a Buckingham Palace para ver el cambio de guardia y de ahí hasta Tower Hill para visitar la Torre de Londres. De la Torre podría estar hablando horas enteras. Fue uno de los lugares que visitamos que más me gustó. No sé si es la construcción, el ambiente que se respira allí dentro o la forma en que cada uno vive las cosas pero me gustaría volver a ir.


Día 6. Madrugamos para estar temprano en el aeropuerto, teniendo en cuenta que teníamos que tomar dos líneas de metro y el tren pero todo salió según lo previsto. No nos perdimos en el aeropuerto, no perdimos el avión... volvimos sin novedad. A las 13h ya estábamos en nuestra ciudad.

Espero no haber sido muy pesada. Simplemente, volvimos encantadas y queremos repetir si puede ser, yendo más días. Las personas con las que topamos fueron muy amables y muy educadas y la verdad es que Londres no es tan caro como yo creía. Así que animo a todo el mundo a que lo visite.


3 comentarios:

kLaaUDyy dijo...

aayyy chiquilla!!!
nose a los demas, pero a mí me ha encantado el "resumen" q has hecho de nuesta estancia en londres. Sobre todo porque mientras lo leía me acordaba de cada risa, emoción, sensación...q sentí en cada uno de los momentos q tu cuentas. Y como sé q te hace ilusión q te pongan comentarios...jeje
PONEDLE COMENTARIOOOSSS!!!porfavor jeje
besitos tkm!!!

WiZoo dijo...

Hola maña!!! Ya sabía yo que os encantaría Londres. Y eso que sólo habéis visto un poco por encima lo típico y lo mas turístico. Cuando vuelves,(porque se que volveréis, todo el mundo vuelve) y conoces otras cosas de la ciudad, cada vez te gusta mas. Para la siguiente visita, Covent Garden, compras en Soho con su brunch correspondiente, visita a la zona de negocios para asombrarse con los edificios (canary wharf) y sobre todo callejear y callejear Londres que es lo que mas me gusta.

Me alegro que os gustara tanto el viaje.

Un beso

Pandora dijo...

Hola maño, qué alegría verte por estos lares. Ya ves q escribo bien poco pero el post de Londres era un tema pendiente y lo he cumplido, sobre todo porque me apetecía mucho contarlo, jeje.
Y claro q volveremos, ya estoy mirando vuelos de Ryanair pero la gente está muy pispada y están pillados todos los puentes, pero no desespero, q yo vuelvo a Londres como está mandao, jeje.
Bueno maño, me alegro de verte, cuídate mucho.
Un abrazo.