30 mayo 2007

El carro de heno

Uno de mis cuadros favoritos:




Entre los años 1500 y 1502, El Bosco pintó el cuadro "El carro de Heno" (Museo del Prado, Madrid). La obra es un retablo de madera que al cerrarse muestra El peregrino..


























Pero al abrirse, muestra un tríptico inquietante:






TABLA IZQUIERDA

Otra visión del Génesis.
Arriba se libra la batalla por el Cielo y los ángeles caídos -que serán los demonios-llegan a la tierra transformados en insectos.
Dios da vida a Eva a partir de una costilla de Adán en un paraíso presidido una extraña fuente de la vida. Una serpiente femenina incita al pecado original.
Abajo destaca el episodio de la expulsión que lleva a cabo un ángel armado de una imponente espada.















TABLA CENTRAL

Una procesión de personajes escolta el fruto de la cosecha representado por el carro en su camino al granero.
A su alrededor se desarrollan diversos episodios de la vida rural. Arriba el cortejo amoroso, flanqueado por el ángel de la continencia y el demonio de la lujuria. A la izquierda personajes de la nobleza representan el poder. En el centro el pueblo se enzarza en una disputa a cuchillo transformándose en extraños personajes con forma animal.
Mientras abajo se desarrollan plácidas escenas de la vida popular.










El infierno - TABLA DERECHA

El ser humano construye su propio infierno en forma de torre, en el que será introducido por los monstruosos esbirros del mal.
Al fondo otros edificios operan ya a pleno rendimiento.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

perdona, pero no es un peregrino, sinó un vendedor ambulante el cual lleva su negocio a cuestas