26 mayo 2010

Generosidad

Al que la corta
le otorga su perfume:
flor del ciruelo


Kaga No Chiyo
-Escritora, poeta y monja budista japonesa-

13 comentarios:

Len0re dijo...

La pena es que es tan bonita, que da pena cortarla...

Besos

Gabiprog dijo...

La generosidad también debe ser un regalo para uno mismo.

SoniCamalea dijo...

querida pandora cuanto tiempo sin esccribirte... que bella flor, como la malloria de ellas, como esa generosidad que tu profesas y como ese mundo en el que existe gente como tu. un abrazo

Luz del Alma dijo...

Gracias Pandora, hermoso haiku.
Abrazo de luz, MIrta

Belén dijo...

...Pero la flor muere...

Besicos

Gala dijo...

Cortamos su vida y sin embargo nos regala su aroma. Entrega desinteresada.

Besitos

REVUELTA dijo...

Y si dejamos que la flor siga su proceso acaba por darnos su fruto. ¡Qué regalos más hermosos nos ofrece la naturaleza!
Bezitoz

Duschgel dijo...

No voy a abusar de su generosidad. O sí: cuando me coma su suculenta ciruela.

TORO SALVAJE dijo...

Mayor generosidad que esa resulta imposible.

Besos.

Anónima dijo...

A mí me parece más elegancia,
¿no da su perfume hasta que la cortan?

Espero que bien ;)

muchos besitos

Betty dijo...

por donde andas Pandora???

holaaaaaaa!!!!!!!!

Sauze dijo...

adoro los haikus! muy bonito, pandora.

PaNDoRa dijo...

Sí, Lenore, da pena. Yo no la cortaría.
Un besote.

Sí, Gabiprog, yo creo que siempre es un regalo para uno mismo por la satisfacción que reporta.

Soni, guapetona. Me sonrojas.
Gracias por tus palabras.
Eres un sol.

Gracias a ti, Mirta.
Me alegro de que te haya gustado el haiku.
Un beso.

Sí, Belén, por eso algunos no la cortaríamos.
Besotes.

Sí, Gala, entrega es una buena palabra también para definirlo.
Un besazo.

Y tanto, Revuelta, de una manera nos da algo hermoso y de otra, también.
La naturaleza es realmente maravillosa.
Besotes guapa.

No sería abusar, Duschgel. Las ciruelas, si no las comes, se caen del árbol y se pudren.
Besos, guapísima.

Sí, Toro, así es.
Besos.

Jo, qué buena aportación, Anónima. Si es que, creo yo, que la generosidad tiene mucho de elegante.
Besos enormes, guapa.

Pues aquí ando, guapísima Betty.
Gracias por preguntar por mí.
Besotes grandes.

A mí también me gustan mucho, Sauze.
Y mira, a esta autora no la conocía...
Un beso.