31 agosto 2009

La plantación de patatas

Un anciano musulmán de origen irakí afincado en EE.UU desde hace más de 40 años, quiere plantar patatas en su jardín, pero arar la tierra es un trabajo muy pesado para él. Su único hijo, Ahmed, está estudiando en Francia. El hombre le manda un mail a su hijo explicándole el problema y le dice así:
"Querido Ahmed: Me siento mal porque no voy a poder plantar mi jardín de patatas este año. Estoy muy viejo para arar la tierra. Si tú estuvieras aquí, todos mis problemas desaparecerían. Sé que tú levantarías y removerías toda la tierra por mí. Te quiere. Tu padre"
Pocos días después recibe un mail de su hijo en que le dice:
"Querido padre: Por todo lo que más quieras, no toques la tierra de ese jardín. Ahí es donde tengo escondido aquello. Te quiere Ahmed"
A las 4 de la madrugada siguiente aparecen la policía local, agentes del FBI, de la CIA, los S.W.A.T, los RANGERS, los MARINES, Steven seagal, Sylvester Stallone y alguno más de élite y representantes del Pentágono que remueven toda la tierra del jardín buscando materiales para construir bombas, ántrax, lo que sea. No encuentran nada, visto lo cual, se marchan de allí.
Ese mismo día, el hombre recibe otro mail de su hijo:
"Querido padre: Seguramente la tierra ya estará lista para plantar las patatas. Es lo mejor que pude hacer dadas la circunstancias. Te quiere. Ahmed."

15 comentarios:

Anónima dijo...

ja ja ja, que hábil...

Lo único, Pandora, que después de este post vete tú a saber quien está revolviendo las tierras de tu blog ;)

un besito

Pandora dijo...

Muy hábil tu reflexión, Anónima!

Un besote

Un paseante dijo...

Ese chiste refleja muy bien el actual estado de paranoia de nuestro mundo "libre". Ojalá hubiese sido cierto: nos íbamos a estar riendo años.

Pandora dijo...

Y quién te ha dicho que no sea cierto?
jajaja.

Un abrazo, Paseante.

betty dijo...

y yo que venía muy atenta leyéndolo jajajaja
la idea estuvo buena, y es cierto lo que dice Paseante, cuanta paranoia que hay!!! por suerte por estos lados del mundo esa locura persecutoria no existe, pero basta con ver la tele para darnos cuenta como está "mas arriba"

PD: en mi país a las "patatas" les decimos "papas", que ricas!!! fritas, a la crema, en puré!!!( ya me dió hambre y recién son las 16hs. buaaaaa )

Pandora dijo...

Aquí también se conocen como "papas" en muchas zonas.

Y ya me ha entrado hambre! Que además, los primeros días que se deja de fumar se come más. Al menos yo! jajaja.

Me pondré como una vaca...

Esencial dijo...

Tengo un amigo que es el rey de las paranoias. Hablar con él por teléfono es todo un show, ya que ¡nunca se sabe quien puede estar escuchando!. No tiene puesto el nombre en el buzón de casa, nunca pone remite en las cartas (bueno, esto yo tb lo hago, pero por motivos diferentes), evita los bancos, las tarjetas de crédito, y todo lo que esté informatizado, no da sus datos ni a la de tres, y cuando tiene que tirar un papel donde aparece algo de información personal, lo rompe en mil pedacitos y dándose un largo paseo echa cada uno de ellos en una papelera distinta...

Podría seguir, pero no es plan.

Una historia buenísima brujita.

Por cierto: el truco está en aprender a diferenciar la sensación de mono del tabaco y la de hambre. Es complicado porque se parecen mucho. Las zanahorias crudas ayudan un montón.

Besos.

Elena dijo...

jajajajajajajaja, muy bueno....

ánimo con el tabaco, tu puedes, ponte carteles enormes por toda la casa (...de peores hemos salido) y sobretodo ponte chula contigo misma: que no puedo? que no? pues ahora lo dejo, por mi cara bonita, hommmmbre.

un besazo

Girlie dijo...

Así que dejando de fumar???
Te deseo toda la suerte del mundo!!
Yo lo he intentado docenas de veces... Cada vez que me enamoro lo dejo, y cada vez que me desenamoro, recaigo... ¡Qué desastre!

Muy divertido lo de las patatas, y sí ¡ojalá fuese cierto! Todo es culpa de los prejuicios y de la sensación que se tiene de estar totalmente controlado ¿verdad? El muchacho supo aprovecharse de la situación. jajajajajajajajaja

Me gustaría poder comentarte en muchas otras entradas, pero no me da el tiempo para más.. ¡Qué sois todos demasiado prolíficos, y yo ni siquiera he terminado de configurar el blog!

Paseante: ya está cambiado. Y mil gracias!!

Abrazos para todos.

Pandora dijo...

Esencial, tiene que ser un rollo ser tan paranoico como tu amigo... Me estreso sólo de pensarlo...
Y sí, ya sé que el mono y el hambre se parecen bastante. Pero el metabolismo también cambia. Yo, personalmente, tengo más ganas de comer y con lo mal que he tratado a mi cuerpo este verano, le hace falta alimento. Así que voy a dárselo, jejeje.
Un abrazo, bruja
--------------------
Gracias Elena, por tus ánimos.
Claro que hemos salido de peores.
Si total, esto sólo ha sido un paréntesis de idiotez en medio de mi vida.
Un besazo para ti también guapetona.
--------------------
Hola Girlie, alegría verte por aquí.
En realidad, "no estoy dejando de fumar", sino que "he dejado de fumar". Parece una diferencia sutil pero no es así. Yo me entiendo.
Por eso lo has intentado docenas de veces, porque sólo lo has intentado.
Yo me entiendo, y espero que tú también.
Vuelve pronto por aquí.
Besotes.

Un paseante dijo...

No has dejado de fumar: has decidido dejar de fumar, que parece lo mismo pero no lo es. "Dejar de" suena a renuncia, mientras que "decidir que" suena a acto de voluntad.
Yo fumo, pero no es por dependencia: es por gusto, y nunca he intentado dejarlo. Aun así, comprendo a la gente que lo deja. Comprendo a cualquier valiente, en cualquier faceta de la vida. Para mí, fumar o no es algo accesorio, pero comprendo que para otros sea primordial. La comprensión es el primer paso hacia la grandeza: comprende tú que a otros les guste el tabaco, y no juzgues. Fumar no es sinónimo de dependencia, contra lo que nos quieren vender ahora: es una opción más.

Pandora dijo...

Hola Paseante.
He decidido dejar de fumar porque quiero dejar de fumar.
Cada puede decidir dejarlo o seguir fumando desde su libertad individual. Y todo es respetable. Lo de fumar por gusto me lo dije yo durante más de veinte años, que es el tiempo que fui fumadora. También fumaba cuando estaba nerviosa, cuando estaba triste, cuando celebraba algo. Ésas son las mentiras con las que los fumadores se engañan. La verdad sólo es una: se fuma porque se es un adicto a la nicotina y a uno le da pánico dejar de fumar porque el miedo al mono es más grande que todo lo demás.

Cuando eres consciente de eso, has ganado.

Fumar es un problema de consciencia.

Y no estoy juzgando a nadie. Estoy reconociendo humildemente, que en días cercanos, para hacer frente a un problema, volví a fumar. Lo cierto es que el fumar no borró mi problema, no lo hizo más llevadero, no volvió buenas personas a la gentuza con la que traté y no hizo fácil nada que fuera difícil. Por eso lo repito, fumar no ayuda, y es cuestión de ser consciente de ello.

Cada uno desde su propia libertad.

Duschgel dijo...

Jajaja, ¡claro que sí! ¡A grandes males, grandes remedios! XD

Un paseante dijo...

Gracias por tu visita, Pandora.
¿Qué tal tu primer día de curro?
Espero que hayas sobrevivido.

Pandora dijo...

Hola chicos!

Sí, Paseante, he sobrevivido.

Trabajar, después de todo, no es tan malo, jajaja.

Llevo unos días quitándome lastres de encima y estoy muy contenta.

Besos